Cómo montar un gimnasio en casa


Llegamos a casa luego de un día intenso de trabajo, y todavía tenemos la rutina de ir al gimnasio al menos una hora por día. Pero claro, para llegar hasta él debemos conseguir algún medio de transporte rápido, pues el mismo se localiza a unos 10 minutos del hogar. Desde luego que en ese momento la pregunta que nos surge es ¿y si hacemos nuestro propio gimnasio en casa? ¿Qué debemos tener en cuenta para su realización? Pues en esta ocasión, nos encargaremos de apuntar cómo encararlo.

Como armar un gimnasio en el hogar

La previa: Antes que nada, tenemos que hacer un análisis minucioso de costo beneficio, para poder visualizar si realmente es conveniente contar con un pequeño gimnasio en el hogar o es mejor continuar abonando la cuota mensual.

El paso siguiente, una vez que ya decidimos que vamos a poner manos a la obra, es comenzar a comprar los aparatos que nos permitan practicar ejercicios que realmente nos agrade. Por ejemplo, en el caso de que no nos guste hacer abdominales, no es necesario que compremos una cama de pilates de 1,70 metros, porque inútilmente además de gastar plata, nos quitará realmente muchísimo espacio.

Ahora, si preferimos adquirir resistencia para por ejemplo subir y bajar escaleras, lo mejor que podemos tener en cuenta es la adquisición de una máquina sube escalones (también llamada escalador), que no solo va a contribuir al trabajo en sí, sino también a movilizar los brazos continuamente.

Por cierto, otro aspecto fundamental es el costo de cada aparato, por lo que es ideal que compremos un aparato que posea usos múltiples, donde nos permita hacer la mayor cantidad de ejercicios posibles como ser trabajo de pectorales, tríceps, bíceps y abdominales.

¿Cuál es el lugar indicado para hacer nuestro gimnasio en casa? En el caso de que tengamos una habitación espaciosa, el rincón de ella es una opción viable. Sino otros sitios pueden ser los sótanos o bien, los áticos, ya que estos no interfieren bajo ningún aspecto con el resto de la decoración del hogar.

Y para finalizar, no debemos dejar de prestar atención al tema decorativo. Para ello lo más recomendable es:

- Colocar imágenes motivadoras en la pared como fotos de personas con el cuerpo deseado. Esto hará que cada vez que la observemos, nos motivemos.

- Agregar un buen sistema de sonido para no aburrirnos. Evitemos la tele para no distraernos.

- Colocar dos o tres plantas, pues el verde brinda un aspecto refrescante y por ende, purificará el espacio.

- Ajustar la iluminación según nuestro gusto.

- Pintar las paredes de colores llamativos y brillantes. Esto nos ayudará a tener buen ánimo.

Foto: Gym por heatheronhertravels en Flickr

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply