Alergias, selección y limpieza de los edredones de plumillas


Comenzaremos destacando que un edredón es una cubierta formada por una funda suave rellena de plumón o material sintético que suele usarse como una manta en la cama. Pues ahora si, un edredón de plumillas, a diferencia de lo que mucha gente piensa, no está compuesto puramente de plumas, sino de delgados filamentos que se localizan debajo de las plumas de las aves acuáticas como ser los gansos o patos.

Seleccionar un edredón de plumillas

Por cierto, su principal función mantenernos calentitos a los usuarios que tanto sufrimos en períodos invernales. Vale destacar que las plumillas, por ser ligeras son excelentes para rellenar mantas más delgadas que por supuesto pueden tener utilización en climas cálidos. Desde luego que existen varios tipos de plumillas naturales, cada una con su particular cualidad aislante como las del pato, las cuales son las más económicas pero conservan un olor mucho más fuerte que el ganso. En cambio, las de ganso adulto son más cálidas, aunque las de ganso blanco son ideales para edredones ligeros y cálidos.

Tener alergia a los edredones:

Recientemente estudios científicos han develado que una reacción alérgica a las plumas es menos común de lo que uno puede pensar. En realidad, muchos de nosotros podemos confundir una reacción alérgica a las almohadas o a los edredones de plumillas, cuando en realidad el problema está en el polvo o la suciedad acumulada en éstos.

Pero suponiendo que alguna vez sufrimos de tal episodio por un edredón de plumillas, hay tres opciones posibles para tomar en cuenta. La primera es comprar un ejemplar que tenga plumas sintéticas (con las mismas propiedades), la segunda es observar que el mismo contenga una calificación alta de limpieza, por lo que los edredones que posean alto nivel de turbidez y bajo nivel de oxígeno reducen la cantidad de contaminantes que provocan alergias. Y la tercera es adquirir un tipo especial hecho con material conocido como Hipo plumillas (combinación entre plumillas de ganso blanco con fibras de hierva de leche).

Cómo seleccionar un edredón de plumillas:

Los edredones de buena calidad cuentan con un número alto mayor a los 500, lo que quiere decir que cuanto mayor sea el número, más cálido y esponjoso será.

Por otra parte, para elegir un buen ejemplar tenemos que fijarnos en la calificación de limpieza de la manta. El gobierno exige que cualquier manta que sea vendida, debe presentar una calificación en la prueba de oxígeno de 10 o menos.

Y por último, debemos verificar el conteo de hilos en el material de la manta. Este número indica cuantos hilos hay en una pulgada cuadrada de tela y según sea la cantidad, será la calidad del mismo.

Limpieza de un edredón de plumillas:

Si vamos a comprar un edredón de plumillas, debemos saber que la limpieza requiere métodos especiales para mantener las costuras en el lugar. Por ejemplo, agitarlo todos los días para evitar que las plumas se asienten y sacarlo al aire libre para que los filamentos puedan expandirse en el interior de éste.

¿Cada cuánto debemos lavarlo? Pues sólo una vez cada cinco años, y solamente si es necesario ya que las plumas pueden soltarse dentro del edredón y así, se disminuye la capacidad de aislamiento.

Foto: Edredón por Manuel Cernuda en Flickr

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply